Todos los años se repite la misma historia: llega septiembre y volvemos a la rutina. Al igual que nosotros, nuestros hijos inician la vuelta al cole. Empiezas a pensar en todas las cosas que necesitas preparar (que si comprar los libros, la ropa, accesorios…) para que tu hijo/a empiece el curso de la mejor manera y te agobias pensando en ello, en que tienes muchas cosas por hacer y poco tiempo que invertir en ello.

 

Por eso, te quiero ayudar a que esta tarea sea más sencilla. Una de las cosas que probablemente necesita tu hijo/a es una buena silla de escritorio.

 

Para quitarte quebraderos de cabeza, te voy a dar unos factores que (desde mi humilde opinión) son los más importantes antes de comprar la silla:

FACTORES PARA ELEGIR UNA BUENA SILLA PARA TU HIJ@

1.- Buen desarrollo

La importancia de ayudar al buen desarrollo y crecimiento de tu hijo/a es básico. La silla de escritorio debe fomentar que tu hijo tenga la espalda en una postura correcta el tiempo que pase sentado en ella. Hay sillas de todo tipo, por ello, hay que saber distinguir aquellas que nos ofrezcan elementos que ayuden a un mejor desarrollo.

Elementos como los soportes de ajuste lumbar son los que pasan desapercibidos para muchas personas. El ajuste lumbar permite que tu hijo se siente en la silla y las lumbares sufran menos, cargándose menos la espalda, lo que ayudará a una postura y desarrollo correctos. Es un elemento que no muchas sillas incluyen y que por un pequeño incremento se puede obtener.

2.- Comodidad

Si has estado buscando sillas, habrás encontrado muchas tapizadas, con respaldo en malla, con una forma u otra. ¿Cuál elegir? ¿Es mejor una silla tapizada o una de malla? No hay una respuesta sencilla a esto. Siempre que me hacen esta pregunta contesto de la misma manera. Siéntate y prueba los 2 modelos de sillas. Cada persona es diferente y, por tanto, tenemos espaldas con formas anatómicas diferentes. Para lo que a mi me resulta cómodo, a otra persona le puede resultar todo lo contrario. ¿Mi consejo? Llévate a tu hijo/a a comprar la silla. Que pruebe las sillas que por características y precio te convenzan y pregúntale cuál le resulta más cómoda.

Por lo general, las sillas con el respaldo tapizado tienden a notarse algo más duras y rígidas que las sillas con respaldo de malla. La malla envuelve de manera más amplia nuestra espalda, consiguiendo un mayor grado de confort. Pero lo que te digo, esto depende mucho de la persona que se siente.

3.- Diseño

El diseño no está reñido con que sea una buena silla. Ya que se trata de tu hijo, querrás la mejor silla, la más bonita, la mejor de precio y la que se adapte a él. En tema tendencias de sillas para escritorios juveniles, los colores adquieren especial importancia. Cuando se trata de niños o adolescentes quizás varían los colores (más o menos llamativos), pero son igualmente importantes ya que aportan dinamismo y frescura a la habitación de tu hijo.

Mi consejo personal es que elijas un color básico (negro, blanco, azul, gris…) pero que la silla tenga algún otro color que le aporte un toque diferenciador y que esté en consonancia con el resto de la habitación juvenil. Así será más difícil que pase de moda y la silla será más adaptable a posibles cambios del diseño de la habitación.

4.- Estructura

No hay una estructura de serie que digas: «Esta es la idónea para una silla de escritorio juvenil». No es tan fácil, pero tampoco tan difícil entender el mundo de las estructuras de las sillas. Lo que hay que tener en cuenta es:

 

- El respaldo. Que no sea ni muy corto ni muy largo. Si el respaldo es muy corto, la silla para escritorio se le quedará pequeña en poco tiempo, mientras que si es muy largo, puede que nunca llegue a ser tan grande. Hay que elegir una silla de un tamaño ligeramente más grande de la estatura de nuestro hijo. Esto le permitirá mantenerla durante sus años de crecimiento.

 

- El asiento debe ser más ancho. Nunca sabemos cuánto crecerá nuestro hijo, por ello, no peques de comprar una silla estrecha. Más vale que sobre espacio en el asiento a que se le quede pequeño.

 

- Mecanismo. Hay un dicho que viene al caso: «cuanto más azúcar, más dulce». En el caso de qué mecanismo es el ideal, considero que todo depende de lo que queramos y de lo conformistas que seamos. Para un niño, con que tenga elevación a gas sería suficiente, pero si se trata de comprar una silla para un adolescente quizá se quede un poco corto. Para mi, la solución intermedia, entre la elevación a gas y el mecanismo sincro (el más avanzado), sería el mecanismo basculante que permite mover el respaldo en posición horizontal con diferentes grados de inclinación. Cuánto más complejo sea el mecanismo, más coste tendrá la silla.

 

- Base. La base habitual de la mayor parte de sillas de estudio es de nylon negro. Desde siempre hemos recomendado esta base para personas que no tengan un gran peso. Esta base es resistente en el tiempo pero no es tan resistente como una base en aluminio pulido. A veces la diferencia de precio es pequeña pero la durabilidad en el tiempo que se gana es grande.

 

- Ruedas. ¿Qué ruedas escoger? Cualquiera. Sinceramente, la principal diferencia es el grado de desgaste que provocan al suelo. El roce de las ruedas junto con la presión que ejerce nuestro cuerpo sobre la silla para escritorio influyen en el desgaste del suelo. A mayor peso, mayor es el roce y aumenta la posibilidad de desgaste del suelo. Las ruedas blandas, al ir recubiertas de una goma blanda, reducen el efecto de desgaste que causan al mover la silla.

5.- Inversión de futuro

Muchas personas cuando van a comprar una silla, ya sea para el comedor de su casa, para la habitación de estudio o para su propia oficina tienden a buscar la mejor silla (cómoda, con las mejores características, la más bonita…) pero también buscan la más barata. Lógico ¿no? Todos buscamos el precio más barato.

Abro un paréntesis. Comentarte que antes de entrar en el mundo del mueble para oficina, yo opinaba igual que tú. Siempre lo más barato. Cierro paréntesis.

Desde la experiencia que he adquirido durante este tiempo, te voy a decir cómo lo veo yo. Muchos clientes vienen preguntando por sillas de estudio para su hijo y comentan que buscan las 3 B’s (bueno, bonito y barato). Y yo les pregunto: ¿qué es barato para ti? Porque al igual que yo tengo una fisonomía diferente a ti (en cuanto a la espalda), seguramente lo que a mi me parece barato, a ti te parezca caro. ¿Y qué elemento influye principalmente en que una silla nos parezca cara o barata? Yo creo que el desconocimiento de lo importante que es elegir una buena silla. Se trata de una inversión de futuro y así es como debemos enfocar la compra de la silla para nuestros hijos. No hay que tomar la decisión a la ligera.

Piensa en cuando vas a comprarte un electrodoméstico ¿compras el primero que ves o comparas y te informas de qué marca es mejor, de cuál tiene mejores características? Esto lo hacemos muchos porque tenemos la conciencia de que el electrodoméstico es una inversión a largo plazo (10-15 años). ¿Por qué mucha gente tiene que cambiar su silla al cabo de 2-3 años? Porque probablemente haya comprado una silla sin hacer un pequeño estudio antes. Hay que entender la compra de la silla a largo plazo, para que dure.

Si lo piensas bien, una silla que se adapte a tu hijo en la actualidad y que de aquí 5 -10 años también le sirva, es complicado pero no imposible. Son sillas con más mecanismos o funcionalidades y debido a esto, hará que su precio suba algo más. Pero si lo entiendes como una inversión a largo plazo ¿no será mejor invertir algo más en una silla que dure en vez de invertir tu dinero en una silla que en 2-3 años la tengas que cambiar por otra nueva? Pongamos otro ejemplo:

   - Imagínate que te compras una silla, la primera que ves, y que te cuesta 50€ y 2 años después se rompe y la tienes que cambiar por otra. No elegirás la misma ¿no? Entonces ya buscas una algo mejor, haces un pequeño estudio previo a la compra, comparas con otras sillas y compras una de 100€. Ya llevas 150 € gastados.

   - Ahora piensa en si no hubiera sido mejor comprarte la silla de 100€ primero, que te durará más tiempo y te habrías ahorrado 50 €. A veces lo más barato sale caro. Además, si lo piensas bien, es probable que esta silla te dure 8-10 años, por lo que la silla te habrá costado entre 10-12,5€ al año. Una inversión pequeña para los beneficios que consigue tu hijo/a y que le ayudará a conseguir sus metas sin repercutir negativamente en su salud.

Con ello no quiero decirte que compres la más cara, pero tampoco que compres la más barata. Haz un pequeño estudio sobre diversas sillas y compara, así tendrás más posibilidades de acertar en tu compra.

Para facilitarte aún más la tarea te hemos hecho una pequeña lista con nuestras recomendaciones para sillas de estudio:

1. Silla Adapta:

Posee un estilo fresco y moderno, que encaja en los diferentes ambientes juveniles.

Se trata de una silla fabricada en una sola pieza de plástico inyectado, giratoria y elevable mediante pistón de gas.

Es la silla de oficina ideal para jóvenes que empiezan a estudiar y que buscan un diseño original para complementar a los muebles de su habitación.

Está disponible en varios colores de carcasa y en 2 tipos de base (nylon y aluminio pulido).

 

Desde 80,80 € (+ I.V.A.)

1. Silla de estudio OCP:

La silla de estudio de toda la vida. La silla OCP cumple a la perfección con las necesidades básicas de cualquier entorno de estudio. Además, sus características técnicas ayudan a tener una mejor experiencia a nuestro hijo/a en sus ratos de estudio.

Es una silla cómoda, de calidad y que cumple. De serie lleva la base en nylon negra, pero se pueden elegir varias bases.

Disponible con o sin brazos. Muy personalizable, tanto el color del tapizado como el tipo de base de la silla o las ruedas.

 

Desde 96,80 € (+ I.V.A.)

1. Silla de estudio Atenea:

La silla de diseño Atenea, está diseñada por Rafa Ortega con un objetivo: la obtención de una silla ligera, ergonómica y polivalente que permita adaptarse a las necesidades de integración y funcionalidad de cualquier proyecto, utilizando materiales reutilizables que preserven nuestro entorno.

Disponible con o sin brazos. Muy personalizable, tanto el color de la carcasa como el tipo de base de la silla.

 

Desde 90,00 € (+ I.V.A.)

Con tantos modelos como puedas imaginar completamos nuestra oferta en sillas para oficina, sillas de estudio, sillas de trabajo para casa.

Estamos seguros de tener la silla que estás buscando o necesitas, visita nuestra web LaOficinaOnline.

Últimas publicaciones

Related products

Sillas de escritorio

Silla de escritorio Atenea de Dile

184,80 € (223,61 € iva incl.) 231,00 € -20%
Silla de estudio ATENEA con estructura metálica con ruedas y carcasa de plásticos muy resistentes. Disponible en varios colores. Diseño moderno y minimalista.
Sillas de escritorio

Silla de escritorio OCP de Tecno-Ofiss

120,00 € (145,20 € iva incl.) 150,00 € -20%
Silla para trabajo en la oficina OCP de características sencillas y económica. También válida como silla para niños.
Sillas de oficina y despacho

SILLA ERGONÓMICA ANTHEA RED DE TECNO-OFISS

(2 )
166,00 € (200,86 € iva incl.) 207,50 € -20%
Silla trabajo ANTHEA RED con malla con buen mecanismo y buen precio. Sillería de oficina ergonómica que cumple con la normativa.
Sillas oficina envío express

SILLA OFICINA ADAPTA PRO 48H. DE DILE

159,20 € (192,63 € iva incl.) 199,00 € -20%
Silla escritorio ADAPTA PRO con asiento y respaldo tapizados con gran acolchado. Brazos regulables en altura. Ruedas blandas para suelos duros. Respaldo basculante en inclinación. Silla práctica, ideal para personas de menor envergadura.
Sillas de escritorio

SILLA OFICINA GRIS TIRANA EUROMOF

(1 )
150,50 € (182,11 € iva incl.) 215,00 € -30%
Silla oficina blanca y gris TIRANA de Euromof, con respaldo de malla transpirable gris y marco blanco. Brazos regulables en altura, asiento tapizado gris. Estructura metálica blanca de 5 radios. Silla moderna a precio asequible.