sillas ergonómicas para problemas de espalda
[et_pb_section][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text]

Tanto se nombra la palabra ergonomía (en cuanto a asientos de oficina se refiere) que nos hemos propuesto explicarlo con detalle.

El concepto de ergonomía (según la Asociación Española de Ergonomía): “Es la asociación de conocimientos científicos aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios, optimizando la eficacia, seguridad y bienestar”.

Una definición técnica y con una aplicación muy variada, sin embargo en laoficinaonline.es, queremos hablarte de ergonomía aplicada exclusivamente a las sillas. Las sillas están en contacto diariamente con nosotros, por eso creemos que es muy importante. Donde pasamos más horas y puede afectar a nuestra salud.

Unos datos: ¿Sabes que el 90% del tiempo que permanecemos en la oficina lo hacemos sentados? ¿Que el 80% de empleados sufren problemas de espalda a partir de los 50 años? El dolor de espalda es la segunda causa de visita al médico y la tercera causa quirúrgica, y las soluciones aparte de caras, no siempre son soluciones óptimas.

Las sillas de oficina deben reunir una serie de cualidades que no necesariamente se dan en otro tipo de sillería.

Podemos decir que la característica más importante es la adaptabilidad a la fisonomía de cualquier usuario, ya que en la sociedad que vivimos es impensable que los fabricantes puedan hacer sillas a medida para cada usuario.

Las principales condiciones que debe reunir una verdadera silla ergonómica son:

CABEZAL: Puede ser opcional, pero en su defecto el respaldo debe cubrir hasta los hombros del usuario. El cabezal debe llevar regulación de altura y ángulo de apoyo, para reducir el stress cervical.

RESPALDO: Con remodelación postural y estabilización de la caja torácica para conseguir que la espina dorsal adopte una postura natural, evitando presiones innecesarias en puntos que con el tiempo nos traerán problemas de espalda.

APOYO LUMBAR:  Debe de estar diseñado de forma que reduzca la carga lumbar. No se trata solo de acolchado, sino que la forma y textura consigan ese propósito. Por supuesto debe ser regulable, mediante alzado del respaldo en caso de ir integrado, o regulable de forma independiente.

MOVILIDAD:  Que permita al cuerpo hacer cualquier tipo de desplazamiento sin esfuerzo.

APOYA BRAZOS: Graduables en altura y profundidad para permitir tener los brazos en ángulo de 90º con respecto a la espalda. Esto alivia la sobrecarga en la parte superior de esta. Podemos evitar tener reposabrazos en posiciones en las que el usuario está realizando un trabajo exclusivamente con el ordenador, la silla elevada, los codos sobre la mesa y la mano extendida hasta el ratón.

PROFUNDIDAD DEL ASIENTO: Debe ser graduable para posibilitar que entre el asiento y la parte inferior de nuestras rodillas quede un espacio que tenga una horquilla de 5/6 cm. El asiento en su parte anterior debe de tener curvatura hacia abajo, lo cual alivia la presión sobre las piernas y facilita el riego sanguíneo.

ALTURA: Por supuesto debe tener regulación en altura, para conseguir que nuestros muslos formen un ángulo de 90º o más con el suelo.

espalda con dolor por no utilizar silla ergonomica

Estas cualidades son las mínimas que debemos exigir en nuestra próxima silla ergonómica, si queremos que realmente lo sea.

Vamos un poco más allá, existen en el mercado productos mucho más avanzados. Digamos que en la pirámide de la ergonomía, hay un tipo de sillas que estarían en la parte más alta. Fruto del estudio de médicos traumatólogos y en consonancia con el fabricante de sillas, nace otro tipo de sillería ergonómica, que no sólo nos ofrecen una postura correcta, si no que nos impide sentarnos mal. Estas sillas se recomiendan para personas con algún problema diagnosticado, es la solución a los problemas de espalda.

Además de lo explicado anteriormente, estas sillas nos ofrecen también:

ASIENTOS ERGONÓMICOS: Con elementos que reducen la carga sobre el partes de una silla ergonomica para oficinacoxis, control de la posición de la pelvis, balance del régimen de temperatura en la zona de la pelvis, (debido a la circulación de aire).

INCLINACIÓN ASIENTO: Dos posiciones independientes del asiento (para posición de escritura y para trabajo con ordenador). Esta regulación nos permite trabajar sobre la mesa sin perder el contacto con el respaldo, consiguiendo una perfecta adaptación.

REGULACION DE TENSIÓN: Manivela lateral que regula la firmeza del balanceo del respaldo y que nos permite tener la espalda apoyada en el respaldo aunque nos desplacemos hacia delante.

RESPALDO POSTURAL: Unas protuberancias en el respaldo hacen que nuestra columna esté apoyada sobre la parte central del respaldo, aportando gran confort a nuestra espalda e impidiendo que ésta se desvíe de su correcta posición.

Todos estos mecanismos nos permiten disponer de sillas de oficina verdaderamente ergonómicas, que solucionan los problemas que se originan por el uso de sillas de oficina no ergonómicas.

Si ya tenemos claro lo importante que es usar sillas de oficina ergonómicas, la siguiente pregunta sería: ¿son caras?

Pensemos ahora en ese 90% del tiempo que estamos sentados y que, tanto nuestra salud como rendimiento, se pueden ver afectados por una mala elección de la silla; además de los trastornos como ir al médico, realizarse pruebas, y aún así es posible que no nos podamos recuperar nunca de los daños ocasionados a nuestra espalda.

La  verdad es que tienen mayor precio que una silla convencional o falsamente ergonómica (cosa que nos encontramos con demasiada frecuencia)- Lamentablemente la «etiqueta» ergonómica se ha convertido en algunos casos en un término de marketing, en vez de referirse a las cualidades que debe reunir el producto, para posteriormente aplicarle el concepto «silla ergonómica» con propiedad.

La pequeña diferencia en precio se ve ampliamente compensada por los beneficios que aporta y los problemas que evita. Si los evaluamos en términos monetarios, podríamos decir que no son más caras ya que invertimos en nuestra salud directamente.

Esperamos desde laoficinaonline.es que estos consejos te sean de utilidad en la adquisición de tus sillas de oficina ergonómicas.

¿Buscas sillas ergonómicas?

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]
¡Compártelo!